Seis curiosidades sobre Ambulancias

Hay una gran cantidad de curiosidades que envuelven el mundo de las ambulancias.

Aunque muchas de ellas son conocidas por el gran público, hay seis curiosidades que os damos a conocer no tan populares.

  1. La ambulancia más rápida del mundo: La ambulancia más rápida del mundo se encuentra en Dubai, uno de los siete Emiratos Árabes Unidos. Esta ambulancia se llama Lotus Evora, y puede llegar a alcanzar velocidades próximas a los 300 kilómetros por hora. Al igual que el resto de ambulancias, está totalmente equipada con los instrumentos necesarios para atender a los pacientes que pudieran necesitar sus servicios.
  2. La primera ambulancia de la historia: La primera ambulancia de la que se tiene constancia en toda la historia se realizó en el sigo X. Su método era muy sencillo y básicamente se reducía a una hamaca en que se colocaba al paciente y que era movida por unos caballos.
  3. La primera ciudad en usar ambulancias: Londres fue la primera ciudad del mundo en utilizar ambulancias. Fue durante una epidemia de cólera que azotó la capital londinense en el siglo XIX (1832) cuando los gobernantes decidieron utilizar carruajes para poder ahorrar tiempo y así poder trasladar a más pacientes. Según informaba el diario The Times "el proceso de curación comienza en el mismo instante en el que el paciente es llevado en el carruaje; siendo el tiempo ahorrado empleado en atender al paciente y además, pueden conducir al paciente al hospital tan rápidamente, que los hospitales pueden ser menos numerosos y pueden localizarse a mayores distancias entre ellos.”

  4. La primera ambulancia motorizada: Fue en Estados Unidos donde aparecieron las primeras ambulancias motorizadas a finales del siglo XIX. Eran pequeñas ambulancias eléctricas que solamente tenían dos caballos de potencia.
  5. Equipo médico: Aunque nos parezca normal ver a un equipo médico dentro de una ambulancia las primeras ambulancias que llevaban el personal médico surgieron durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y se utilizaron para poder socorrer a los heridos en el campo de batalla. Era frecuente que las ambulancias fueran coches fúnebres -el único vehículo disponible que podía llevar a un paciente reclinado- y, por tanto, eran a menudo dirigidos por empresas funerarias.
  6. La primera ambulancia en usar gasolina: La primera ambulancia movida por gasolina fue la Ambulancia Palliser, presentada en 1905. Constaba de tres ruedas, una en la parte delantera y dos en la trasera, y una chapa a prueba de balas con una pequeña abertura exterior con el objetivo de que el personal de la ambulancia pudiera salir.